Celta de Vigo.

El tocador de teclas

Opinión - Tribuna Libre

alt

  

No sé cuánto tiempo hacía que no tenía esta sensación de cierta tranquilidad cuando el rival, a base de empuje o de balones parados, nos apretaba durante el partido. Tal vez desde la época de Irureta. O de la de Chechu Rojo. Lo cierto es que no lo recuerdo.

Pero hoy volví a experimentarla, a tener ese dulce sosiego, aún temeroso y volátil por la falta de costumbre, y que va encajando letras en mis entrañas hasta componer una letanía que me adormece al ritmo del no te preocupes, que no nos van a marcar; no te preocupes, que no nos van a marcar; no te preocupes...

En mi opinión es, con diferencia, lo más destacable del partido desde el punto de vista colectivo.Unos dirán que ayuda el acumular mucha gente atrás. Yo digo que eso lo hemos hecho en otras ocasiones y tal vez era cuando peor lo pasábamos. No, eso no puede ser.


La verdad es que podría ir desgranando detalles que han cambiado desde el último Celta liguero, empezando por algunas fichas del tablero y terminando por el que las mueve, analizándolos con mimo y buscando respuestas, y posiblemente tampoco llegaría a la certeza de por qué ha sucedido este cambio.

Seguramente a veces basta fijarse en un detalle, el más nimio, para cambiar una dinámica. Y ya si lo anudas con otro, pues más rápido es el cambio. Pero, al igual que el buen fútbol, que el buen juego, ese anudar detalle con detalle que parece algo tan sencillo es lo más difícil de llevar a cabo. Una paradoja sin duda.

Y aunque no descarto nada, porque no dispongo de ningún tipo de información de los tejes-manejes que se trae el equipo en sus momentos de trabajo, y por tanto es posible que todo esto haya visto la luz después de un brain-storming concienzudo, así de cara tengo la impresión de que el que pone el dedo encima de la tecla es este tipo de aspecto histriónico que nos ha nacido en la banda de Río desde hace unas semanas.

Igual me equivoco y tal vez todo sea fruto de esa casualidad tantas veces prendida a la estela de este deporte. Puede ser, y el tiempo una vez más se erigirá en juez implacable. Pero a la espera de que las semanas y meses vayan cayendo, a mí se me antoja como un argumento bastante plausible que el cuestionable gusto que el todopoderoso le ha dado a este tal Tony Mohamed a la hora de vestir, igual se lo ha compensado de otro modo: concediéndole las claves para interpretar las esquivas teclas que en el fútbol llevan al éxito.

Y ya si a esas facultades rara avis le sumamos que en su primera experiencia en Europa se está topando con un equipo pergeñado por un tal Miñambres, sumiller exquisito de jóvenes promesas, compuesto por un ramillete de buenos jugadores, algunos a los que incluso les cae bien el adjetivo de grandes, la mezcla pinta la mar de bien.

Si este hombre sabe impregnar las paredes de ese vestuario del hambre adecuada que permita creer en todo sin despegar los pies de la tierra, a la vez que elimina esa tendencia del equipo (incluso me atrevería a decir que de club, histórica) a la bisoñez y la inocencia, todo hace indicar que nos espera una temporada...

Que cada cual le ponga el adjetivo que considere en función de lo que le dicten sus tripas. Yo mientras me guardo el mío a la espera de ver la siguiente representación.

A ver con qué nos sorprende el tocador de teclas.

 

 

 

 LaMáquina
alt

Primer Equipo

[5ª] Celta 3 - Valladolid 3

38 Lecturas

CELTA: Sergio, Roncaglia, Costas, Araujo, Juncà (Júnior, min.59), Okay, Brais Méndez (Beltrán...

[4ª] Girona 3 - Celta 2

40 Lecturas

Girona: Bono, Pedro Porro, Bernardo, Alcalá, Juanpe, Aday (Munisea, min.84),  Douglas Luiz, Gra...

[1ª] Celta 1 - Espanyol 1

79 Lecturas

Celta: Sergio Álvarez (P); Hugo Mallo, Cabral, Araujo, Junior Alonso; Lobotka, Fran Beltrán,...

Xogador temporada

Failed to get Items, check your parameters!

Opinión

Galería