Celta de Vigo.

El verano

Opinión - Tribuna Libre

alt

Ayer por la noche, al llegar a casa, ni siquiera me apetecía encender el ordenador. Me pasa cuando estoy decepcionado con el equipo. En esos casos huyo de cualquier lugar que me proporcione la más mínima información que huela a fútbol, y de ese modo me dedico a subir y bajar canales en la televisión evitando el encuentro con el recuerdo cercano. Casi siempre termino por quedarme en algún programa que me ayude a evadirme del molesto presente. Mi límite es la teletienda.

Pero hoy ya es un nuevo día y lo de ayer ya empieza a parecerse a un verano terminado, algo nostálgico pero ya guardado en el cajón del pasado. El verano. Sí, el verano, es cierto. Es más, estoy convencido que tal vez todo lo sucedido ayer sea culpa del verano. Porque en lo que nos atañe, en lo futbolístico, esa época nos sumerge en la pretemporada, en el mercado de fichajes, en la campaña de abonados o en la confección de la plantilla. La confección de la plantilla. Interesante.

Era vox populi entre el aficionado del común que teníamos un grupo de jugadores que destacaba sobremanera en la parte de arriba, con una potencia de fuego (permítaseme el símil bélico) más que apreciable a la que acabamos sumando durante el estío a piezas como Emre Mor o Maxi Gómez. Sin embargo la línea que habita delante de nuestro portero se mostraba algo más desatendida, en cantidad, y posiblemente también en calidad, por qué no decirlo.

Pero he aquí que los mandamases (entiendo que consejo de administración, director deportivo y entrenador, no sé si en alícuota cuota o no) decidieron que el número de zagueros era más que suficiente debido a la polivalencia de las piezas. Y la calidad, como el valor al militar, se le presuponía.

Y así, aún disfrutando del verano, echó todo a rodar, y esa vanguardia que todos creíamos poderosa no decepcionó, y el despiste inicial de la gran estrella local (que aún dura) se vio compensando por los cañonazos de un artillero uruguayo que enseguida se encaramó a los primeros puestos de la tabla de goleadores. Sin embargo, algo más atrás, la retaguardia confirmaba que de número no íbamos mal del todo, puesto que siempre hemos salido con cuatro componentes, pero de calidad, lo que se dice de calidad... pues eso.

Ya entrado el otoño el asedio a la fortaleza de la Liga se presenta repleto de dudas, porque a cada andanada de los nuestros que hace temblar la más firme muralla rival, enseguidita el enemigo se encarga de recordarnos que no son mejores nuestras defensas y nos ataca con fiereza causándonos graves daños. Y los grandes ejércitos, las grandes batallas, todavía están por venir. Da que pensar. Pero bueno, el que no se consuela es porque no quiere: tenemos salida de balón (ejem).

Tal vez, solo tal vez, todo sea culpa del verano.

alt

Primer Equipo

[8ª] Las Palmas 2 - Celta 5

64 Lecturas

Las Palmas: Chichizola, Míchel Macedo (Lemos, min.63), David García, Bigas, Borja (Vitolo, m...

[7ª] Celta 3 - Girona 3

99 Lecturas

CELTA: Rubén, Hugo Mallo (Cabral, min.64), Sergi Gómez, Fontàs (Roncaglia, min.57), Jonny, ...

Celta B

Xogador temporada

Orellana, o mellor da 2011/12

8242 Lecturas

Segundo as votacións dos foreiros de delcelta.com o mellor xogador da temporada rematada foi o chil...

Opinión

Galería