Celta de Vigo.

Celta 1 - Salamanca 0

El día en que la estrategia defensiva funcionó

Opinión

Paco dijo en rueda de prensa que hay que sacar una lectura del partido de hoy y aprender. Y estoy totalmente de acuerdo con él. Pienso que cuando vas ganando por la mínima y queda casi toda una parte entera por disputarse, te expulsan a un hombre (y lateral, además) que no tiene un recambio natural en el banquillo, y aún así el entrenador tiene los bemoles de decir que a partir de ese momento lo que hay que hacer es cerrar las escotillas del submarino y esperar a que el rival tome el control del periscopio... Entonces, acabar con la portería a cero y los tres puntos en la buchaca, es para sacar la mayor lectura positiva del mundo y celebrarlo con achuchones de grupo como hicieron nuestros marineros del Lagares.

Es difícil empezar un partido con un planteamiento concreto de llevar el peso del ritmo y el control del balón y que, de buenas a primeras, todo se trastoque y tengas que cerrarte en filas. Sin embargo, hoy esa intensidad atrás se vio compensada con esta victoria que pone al Rayo (y la segunda posición en la clasificación) a tiro de piedra para el próximo partido en en el feudo de Vallecas. [ + ]


Quizá la situación hubiese sido más fácil si el expulsado no fuese Murillo, defensa sin recambio natural en el banquillo. Cuando te expulsan a un mediocentro es mucho más fácil reorganizar filas y ejecutar un planteamiento de contención o bien de arriesgar en busca de un segundo gol. Pero la situación fue la que fue.

Nosotros hoy tiramos por la línea de defender el marcador, cosa que, si somos sinceros y tiramos de pasado, es algo que no se nos dá nada bien. Quizá en los cambios yo no habría apostado por Joan tan pronto, pues sus cualidades defensivas no son muy boyantes, pero su velocidad siempre es buena para montar una contra y alejar el balón del área propia. Y en este sentido también quiero comentar una percepción personal. Y es que, en dos jugadas de Roberto Lago y otra de De Lucas, en contragolpes muy claros de la primera parte, nos quedamos anclados unos diez metros por delante del área. Pisamos balón y esperamos a los demás compañeros. A ver, soy la primera en disfrutar el fútbol de construcción de jugadas ofensivas pero, PERO, si tenemos en cuenta nuestro poderío ofensivo en los contragolpes, ¡¡aprovechémoslo!! Si tiramos de videoteca, en partidos anteriores, esa misma jugada De Lucas la habría planteado como una carrera personal hasta donde se pueda y después, o arriesgar el tiro o buscar a Álex, David o Trashorras que están subiendo a la par tuya. Y lo mismo Lago, que debería haber subido él mismo el balón y colgarla o meterla rasita una vez llegado a la línea de fondo. Pero no, en las tres jugadas optamos por pisarla y esperar a construir, dándole tiempo de sobra al Salamanca para volver a ordenarse en el campo.

Y todo en la primera parte donde la constante fue mandar, mandar y mandar. Pero aún así considero que podríamos haber sacado una mayor diferencia en el marcador si no abusásemos del sobeteo de balón. A mí me gusta que el Celta se guste (valga la redundancia) pero gustémonos cuando tengamos al menos una mínima distancia en el marcador. Cuando podamos llegar al área en dos pases no busquemos dar cuatro porque quede más bonito. Primero lo efectivo y después lo bonito.

De todos modos y teniendo en cuenta la situación trastocada de la segunda parte todo lo que se pueda decir hoy debe ser bueno, muy bueno. Históricamente el juego amarreta no nació para el Celta pero hoy pulimos la joyería fina de los puestos defensivos e hicimos brillar el marcador con esa lustrosa victoria que, a todas luces, no cayó de balde si no gracias a un trabajo constante y luchador por parte de cada jugador que pisó el césped. Incluso hubo alguno que, por demasiada emoción o histrionismo con el árbitro, se llevó una amarilla en el bolsillo sin ni siquiera pisarlo, al menos no oficialmente. Como es el caso de Iago, que creo que no me equivoco de nombre y hombre.

 

Y en este punto hago un inciso y vuelvo a la cantinela de siempre y que sé que es difícil de cambiar, pero no podemos ser tan "parlanchines/protestones" con el árbitro. A veces es imposible contenerse pero, jugando en casa, los jugadores deben dejar que sea el peso de la grada el que saque brillo a la incapacidad o incompetencia del hombre vestido con el color de la "mala suerte". Garai se pierde el partido contra el Rayo por hablar y no por una jugada de balón. De Lucas es otro que como siga por esta vereda no tardará en caer en gracia en esa lista de "los mal queridos por los árbitros", aunque estos últimos se hinchen a negar que esas manías con según qué jugadores no existen yo creo es visto por cualquier afición qué actitudes tienen los colegiados con según qué futbolistas. Las malas famas con los árbitros hay que evitarlas a toda costa. Y hay tres jugadores en las filas del Celta que se hartan de "dialogar" con los que no quieren dialogar. Y me refiero al propio Quique, a Dani y a Iago. Añadiría a Hugo pero este año, salvo en Valladolid, no tuvo ninguna comida de oreja con los árbitros.

Y dicho esto, a celebrar esta dulce pero no empachosa victoria que nos hace despedir el año futbolístico con una de las mayores sonrisas del mundo. Y que el 2011 empiece por el mismo camino celeste.

No se equivocaban tanto los que hace unos meses iniciaban esa campaña de Rey Mago afirmando que "Sólo pensamos en una cosa"... Con este equipo, lo que tengo clarísimo es la segunda parte del slogan... "No pararemos hasta conseguirla".

Primer Equipo

[8ª] Sevilla 2 - Celta 1

60 Lecturas

Sevilla: Vaclik; Carriço, Kjaer, Sergi Gómez; Navas, Sarabia, Banega (Mesa, min.90), Mudo Vá...

[5ª] Celta 3 - Valladolid 3

107 Lecturas

CELTA: Sergio, Roncaglia, Costas, Araujo, Juncà (Júnior, min.59), Okay, Brais Méndez (Beltrán...

[4ª] Girona 3 - Celta 2

104 Lecturas

Girona: Bono, Pedro Porro, Bernardo, Alcalá, Juanpe, Aday (Munisea, min.84),  Douglas Luiz, Gra...

Xogador temporada

Failed to get Items, check your parameters!

Opinión

Galería