Celta de Vigo.

-2 no, +1 si.

Opinión - Tribuna Libre

Jornada 24. 48 puntos. 13 Victorias. 9 Empates. 2 Derrotas. 45 goles a favor. 20 goles en contra. 2º clasificado y en puestos de ascenso directo. ¿Necesito decir más sobre dónde está el norte? Pues eso.

Quien quiera perderse en histrionismos está en su derecho pero antes de coger la fusta que se pare a ver la clasificación y el calendario porque parece que hay quién quiere vivir de la dependencia de Rayo y Betis cuando, a día de hoy, la clasificación canta que “Dependemos de Nosotros Mismos” y el calendario dicta que aún “Queda Mucha Liga”.

¿Puede existir escozor por no haber cazado el liderato? Poder puede, ahora que, yo no lo entiendo. A 14 de febrero les regalo el liderato a béticos y rayistas si a mí me aseguran que somos los segundos clasificados a final de temporada. Porque aunque quede muy bonito en el curriculum lo de ser campeones de la Liga Adelante, no tiene más premio que ser subcampeones. Porque el tesoro de esta categoría es el ascenso. Y si es directo mejor que mejor. Así que… primeros o segundos, sería un Exitazo. Y no es que le haga ascos a lo de ser líderes, sino que, sencillamente no me obsesiona. Y menos cuando, como acabo de decir, estamos en una posición que de mantenerse a final de campaña nos retribuiría con el mismo pago que al primero. [ leer más ]


Y es que tengo la triste sensación de que muchos se quedaron con la copla de que ayer perdimos dos puntos que endosar a Rayo y Betis, en lugar de que conseguimos un empate y un punto en El Arcángel. Los rivales cambian cada semana, dejemos la obsesión con esos dos equipos que ya parece que los vapores de las alturas nos nublan la sesera.

Entrando en materia, el partido de ayer no será recordado como de los más bonitos o más emocionantes de la temporada, pero me niego en rotundo a que se le endose el cartel de “decepción”. A lo mejor habría que tirar de pasado reciente para recordar lo que significa la segunda división, donde cualquier rival te la puede liar parda. Donde hay que trabajar mucho más para conseguir mucho menos que en otras categorías. Donde la técnica, a veces, no es suficiente para ganar partidos y el físico cobra una importancia mucho más relevante. Es una división en la que hay que guerrear de principio a fin, con el chuchillo bien apretadito entre los dientes y tragando mucha, pero mucha saliva.

Presuponer facilidad a esta competición es un error garrafal. Quién crea que ayer era fácil ganarle al Córdoba se equivoca, de cabo a rabo.

El Celta salió con ambición y actitud. Y en ese último punto puede servirse quien quiera de debate, libre es. Pero este equipo y esta plantilla tienen actitud y aptitudes para dar y regalar. Tuvimos minutos (pre-lluvia) de constante juego al primer toque dejando claras las intenciones de ir a por el partido. Retrasar el balón no es nuevo en el Celta, siempre priorizamos la posesión al hecho de jugárnosla a tontas y a locas.

Pero enfrente también hay un rival y el Córdoba es un equipo de fútbol profesional y como tal salió a hacer su juego. En ningún momento dejó que los jugadores de negro camparan a sus anchas y, aunque yo tengo la percepción de que un empate les sabía bien, creo que no mostraron inferioridad alguna. Así que facilidades cero.

Mantengo lo dicho hace siete días. Para mí la ausencia de De Lucas dejaba un hueco a rellenar con un nombre claro: Dani Abalo (que no Ábalo). La entrada de Michu no sé muy bien cómo leerla, será que trabaja mucho durante la semana, será que cuando se cayó del once lo hizo dejando con un gran sabor de boca al míster y éste, en cuanto tuvo la oportunidad de poner de cara a un menos habitual, prefirió elegirle a él. Evidentemente el fútbol no va de “premios” personales así que alguna rázon técnica habría para colgarle el peto de titular. Yo no la tengo clara ni he sabido leerla durante el partido. Así que no puedo entrar a valorar lo que no he sido capaz de dilucidar en 69 minutos.

El brillo ofensivo que caracteriza al Celta ayer no fue tal, en mi opinión, porque quisimos hacer pato a la naranja cuando no teníamos naranjas.

Me explico, de los tres baluartes ofensivos por excelencia: Trashorras, De Lucas y David Rodríguez; dos no tienen un cambio natural en el banquillo. Michu o Álex pueden asumir esa función de subir el balón y meter el primer pase pre-asistencia de gol que efectúa Trashorras. Ellos lo harían a su manera y no sería lo mismo, pero no cojearíamos tanto como cuando los que faltan son Quique o David. La ausencia de uno de ellos deja cojo el “libertinaje” atacante. No es que no tengan suplentes físicos en el banco, sino que más bien es ese estilo de juego el que no tiene suplente. No sirve lo de hombre por hombre.

No creo en dependencias personales, pero sí creo que ese estilo de juego ofensivo, rápido, eléctrico y vertical tiene dependencia de esos tres-dos hombres. Y sin uno de ellos el Celta gana más apostando por un cambio que intentando llenar ese hueco. El pato a la naranja se quedó en pato al limón porque quisimos sacar el mismo zumo con y sin De Lucas. Y los cítricos no funcionan así.

Si hacemos diagnóstico peregrino de las aptitudes del 22 tenemos que su velocidad y electricidad están reflejadas, de otra manera, en varios habituales del banco: Iago, Dani y Joan; aunque todos ellos tienen una característica que es la básica para diferenciarles de Quique. Mientras Dani, Iago y Joan viven en el campo con una demarcación clara, De Lucas es la esencia pura del libertinaje ofensivo del Celta. En ese sentido no hay jugador que pueda remplazarle sin que se note su ausencia.

Por eso esta individua esperaba ver un pequeño cambio en ese estilo atacante del Celta. Veía en Dani Abalo el hombre capaz de re-inyectar en el césped esa dosis de profundidad y velocidad aunque fuese en una parcela mucho más concreta que la que abarca habitualmente De Lucas. Perderíamos un poco de juego interior pero seguiríamos con la baza de la profundidad sin depender de las subidas de los laterales.

Por otro lado, no estoy de acuerdo con los que piensan que David ayer no trabajó tanto o que se ofreció menos. En las jugadas de pase al hueco en las que siempre saca punta a su velocidad no estuvo nada mal. Le midieron muy bien en los fueras de juego y, además, la defensa del Córdoba no es tonta y sabe a quién tiene delante. Sobre todo Richy que se hinchó a limpiar balones a pelotazo limpio con tal de que el 18 no llegase a la bola. También creo que el equipo abusó del cuelgue de balones al delantero cuando éste no tenía una posición ventajosa clara respecto a la defensa, siempre eran jugadas de 2 ó 3 contra 1 y ahí no se le puede pedir a David que haga más de lo que hizo. Al Celta le faltaba el enlace entre mediocampo y delantero, le faltaba la chispa para llegar arriba. Por eso pienso que con un hombre como Dani en banda se podría haber sacado más chicha. Pero es mi opinión y, como siempre digo, respeto hasta lo máximo el trabajo y las decisiones de Paco; aunque a veces no las comparta.

Hacía tiempo que no dejábamos sin fusilar una portería. Concretamente desde el 26 de noviembre del año pasado en casa de la Ponferradina. Así que esto no es como para tomárselo por el lado negativo de la vida enfocándolo como la pérdida de dos puntos. La lectura es que sacamos un empate de un campo en el que el Córdoba sólo había perdido dos partidos. Así que buen empate y, como se suele decir en estos casos, a hacerlo todavía más bueno contra el Tenerife.

 

Primer Equipo

[37ª] R.Madrid - Celta

241 Lecturas

 ...

[36ª] Celta 1 - Deportivo 1

351 Lecturas

  CELTA: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny, Lobotka, Wass (Roncaglia, min.89)...

Xogador temporada

Failed to get Items, check your parameters!

Opinión

Galería